Blanqueo en la Construcción

Fuente: Reporte Inmobiliario


El 25 de febrero pasado el Senado de la Nación convirtió en ley una iniciativa del Poder Ejecutivo que busca dar impulso al sector de la construcción habilitando una nueva exteriorización de fondos no declarados.


La iniciativa busca que capitales no declarados se apliquen a obras nuevas o que como máximo se encuentren en el promedio de su avance total premiando por otra parte la rápidez de la exteriorización con un menor gravamen el que irá aumento progresivamente durante el lapso que se mantenga abierto este nuevo blanqueo.


Los fondos que se declaren podrán afectarse únicamente en los proyectos inmobiliarios en la Argentina, eximiendo del impuesto sobre los bienes personales al valor de las inversiones en emprendimientos inmobiliarios realizados hasta el 31 de diciembre de 2022 inclusive.

Los fondos tanto en moneda extranjera y/o moneda nacional deberán depositarse en una Cuenta Especial de Depósito Cancelación para la Construcción Argentina CECON.Ar en alguna de las entidades comprendidas en la ley de entidades financieras, en la forma y en los plazos que establezcan la AFIP y el Banco Central de la República Argentina.


Uno de los diferenciales que muestra el nuevo blanqueo 2021 es que será atractivo no solamente para obras de mediana y gran escala, sino también para usuarios finales que estén en etapa de construirse una vivienda o por comenzar las obras.


Debido al tiempo reducido de vigencia de este blanqueo, establecido en seis meses y a los costos crecientes a medida que transcurre el mismo, los que tengan intenciones de aplicar deberán tomar conocimiento de todos los detalles cuanto antes. El sector desarrollador inmobiliario y la mayoría de la cadena que participa en la construcción tiene depositadas muchas expectativas y espera ansiosa la reglamentación.